Compartir:

Viste cuando creés que ya lo viste todo de la gente de CAMBIEMOS? Que ya no puede más? Pues. Ahí tenés. VA y PUEDE (nunca mejor puesto el slogan de campaña: SI SE PUEDE)

Ahora, el intendente de La Plata, Garro, que ve las arcas de su municipio con poco metálico que entra, se le ocurrió enviar un proyecto mediante el cual se gravaría con impuestos a las colas de los cajeros automáticos. Si, así como lo leés. El argumento es que molestan a los transeúntes y dan más trabajo a los empleados municipales que deben ocuparse en esa zona, ya sea los que limpian o los guardias que deben cuidarlos. Obviamente el impuesto si bien está destinado a los bancos, terminarán pagándolos los clientes.

filas

En el mismo creativo proyecto se preve una tasa de “uso de asfalto” a los compradores de 0 km o usados de un 0.5% del total de la transacción.

Podrán acusarlos de corruptos, insensibles, discriminadores, etc., eso si, de falta de creatividad, no.-

Patty Mariño Issler