Compartir:

Admito que lo pensé varias veces, antes de grabar este video. Podría dar lugar a malas interpretaciones por quienes justamente nos acusan de fundamentalista, o de “inorgánico” o de que se ma haya volado la chaveta. Pero es parte del juego, y el brebaje es demasiado amargo para tragármelo así calladito sin mas.
Por lo tanto, vuelvo a pedir disculpas por “el énfasis” con el que expreso algunas cosas, pero sepan perdonar, tengo una tendencia a dejar lo “políticamente correcto” a un costado cuando mis hermanos argentinos se están cagando de hambre y de frío como resultado de las políticas de una troupe de miserables que ejecutan con la anuencia (si no con la complicidad) de quienes ocuparon sus bancas con un discurso contrario al que hoy practican.

Dani Arce