Compartir:

La escalada de enfrentamiento del gobierno de Macri para con la sociedad, no tiene precedentes en la República Argentina, con excepción del lamentable gobierno de “La Alianza” que vaya coincidencia, también estuvo encabezada por un Porteño que “vino a ordenar el desasosiego anterior” y se entregó en prueba de amor a “los mercados” enfrentándose a la sociedad hasta el paroxismo de sumar mas de 30 muertos a manos del estado. La diferencia no menor es que en este lamentable presente las cosas se van degradando a una velocidad mucho mayor que en 2001.

A los desatinos múltiples e inconcebibles cometidos por Macri y su pandilla, hay que sumarle la desgracia del tarifazo, que arranca con la compra de gas natural a una empresa subsidiaria de Shell via Chile, que a su vez lo importó de Asia, a un precio 125% superior que el que podía adquirirle a Bolivia.

Ahí arrancó una alocada carrera en la que so pretexto de eliminar los subsidios que recibían las empresas de energía, (cosa que es totalmente falsa de toda falsedad, ya que en la mayoría de los casos los montos subsidiados aumentaron) aplicó tarifazos de mas de 1200% en algunos casos (Si! leyó bien mil doscientos por ciento) lo que intentaron emparchar poniendo un tope del 400% (si, para usted que lee desde el exterior. 400%) lo que desató un gigantesco despelote de demandas, amparos, cautelares y amotinamientos de usuarios que lógicamente no podían enfrentar un pago de servicios que en algunos casos llegó al delirio del 110% de sus ingresos totales.

La cosa siguió avanzando y en medio del caos tarifario, donde a pesar de las sentencias judiciales múltiples, provinciales y nacionales, las empresas suspendieron servicios de usuarios en mora y el Jefe de Gabinete Marquitos Peña conminaba a los ciudadanos a pagar y que “después se estudiará a quien le corresponde devolverle lo sobrefacturado” el mismísimo presidente Macri, en una entrevista en medio de su gira bailantera y mendicante, dijo lo mas suelto de cuerpo “que los argentinos habían comprendido y aceptado el tarifazo”.

Pero no todo termina acá, ya que el Ex presidente cautelar (poco cauteloso) Federico Pinedo, decidió levantar la apuesta y pasar directamente a la amenaza en una entrevista de uno de los canales de propaganda del Gobierno (TN) amenazando sin mas “Si no hay aumentos de tarifas se pagará con impuestos e inflación” 

Nada parece satisfacer la voracidad depredadora de la banda de la alegría.
Dos cosas son sabidas del Neoliberalismo rancio que encarna el Macrismo
1º El hombre deja de ser el centro de la política y es reemplazado por el capital.
2º Como dijo Máximo Kirchner “es fácil gobernar con la gente afuera…”
Conclusión. Mirá como serán de inútiles y perversos que ni cumpliendo estas premisas puede gobernar el Macrismo.

Daniel Arce