Compartir:

Oooootro papelón del gabinete de Macri, y van…

Esta vez se debió al tarifazo del gas que está subiendo el malhumor del pueblo a niveles difíciles de manejar. Ni lerdos ni perezosos decía mi abuela (aunque diría yo muuuuuy lerdos) convocaron a una insólita conferencia de prensa. dada por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, acompañado del ministro de Energía, Juan José Aranguren y el de Justicia, Germán Garavano, donde con bombos y platillos anunciaron como si esto fuera una buenísima noticia, el aumento “gradual” del gas con un tope del 400%.

“Teníamos costumbres de un país rico” dijo, sin que se le mueva un pelo el Ceo devenido en jefe de gabinete. O sea, te lo traduzco en criollo antiguo: tenemos que acostumbrarnos a vivir como pobres. A la fuerza. Aunque os duela.

“Como todos, estoy aprendiendo esto del tema del gas” fue otro de los puntos descollantes en la conferencia, a tono con la muletilla del gobierno macrista, que sería simpática si no fuera que tienen en sus manos el destino de millones de argentinos, y mientras ellos ensayan y erran se mueren personas de frío, como ya pasó en Córdoba días atrás. 

Por un lado sostienen que el aumento de 400% es gradualista, lo que significa que este fue el primer grado (mamita, como será cuando lleguemos al cuarto o quinto), y por el otro afirman que un aumento de las paritarias superior al 30% es desmedido. O sea.

Otro de los principales cambios es que no se penalizará un aumento en el consumo con respecto al año pasado: el tope será sí o si de 400%.

En fin, estamos pagando con lágrimas y sin sudor (por que hace demasiado frío) la transferencia de recursos que hizo Macri desde el día que asumió en el gobierno: la quita de retenciones al campo y la minería dejó un vacío fiscal que de alguna forma tienen que llenar. Y es el tarifazo el camino elegido. Lo que antes entraba a las arcas del estado de manos de los más poderosos ahora lo tienen que suplir los enflaquecidos bolsillos del pueblo. Hasta los más pobres.-

Patty Mariño Issler