Compartir:

El juez Casanello, en el marco de la investigación que lleva adelante en torno a la denuncia realizada por supuesto tráfico de influencias contra el presidente de Boca por oficiar de lobbista entre jueces y fiscales a favor del macrismo, citó a declarar al Ministro de Justicia Germán Garavano. 

Esto viene a cuento de la denuncia mediática que realizara oportunamente la diputada Elisa Carrió, que acusó a Angelici de interferir en la justicia con la venia del Presidente Mauricio Macri.

La diputada denunció varias reuniones con magistrados, una de ellas con un Oyarbide a punto de renunciar, de la cual se supo que participó también el ministro de justicia argentino, por lo cual deberá declarar en la causa frente al juez Casanello el próximo 2 de agosto.

Se dijo que en dicha reunión el hoy renunciado juez Oyarbide ofreció ir en contra de Cristina Fernandez de Kirchner, lo cual fue un manotazo de ahogado, en dicha reunión, cuentan las malas lenguas, que hasta hubo llanto por parte del ex juez.

Lo cierto es que luego de la arremetida de Carrió Angelici se retiró del centro de la escena y el próximo 2 de agosto deberán presentarse ante el juez el Ministro de Justicia de la Nación  junto con el Secretario de Justicia Santiago Otamendi.-

Patty Mariño issler