Compartir:

Guillermo “Polémico” Moreno, una vez mas patea el avispero y fiel a su estilo de no andar con metáforas rebuscadas, ni burocracias semánticas, le sacude munición gruesa a la linea de flotación, a ese maltrecho Titánic de la alegría, llamado #Cambiemos