Compartir:

En estos tiempos de venganza conservadora en los que mientras personajes impresentables como el “Juez Marcelo Martinez de Giorgi” ordena la captura de un símbolo internacional de la lucha contra la peor lacra humana. El Parricida y Corrupto Schocklender, responsable directo de la estafa a Hebe, goza de libertad y garantías y pontifica en vivo por impresentables medios pseudo-periodísticos. La situación de persecución descarada ha llegado a límites ¿insospechados? y el pueblo tiene la decisión en sus manos. La basura corrupta que ocupa los altos cargos Políticos y judiciales ha tocado fibras demasiado sensibles para la sociedad argentina. SERÁ JUSTICIA!