Compartir:

Huelgan las palabras.
Sobran los motivos.