Compartir:

En lo que a mi respecta, estoy harto de escuchar a un puñado de sinverguenzas y a gente con poca gimnasia analítica, repitiendo ad-infinitum “La pesada herencia” Por eso me decidí a hacer este pequeño análisis para desarticular esa mentira.