Compartir:

El periodista Eduardo Feinmann, ayer se presentó en las oficinas de la mediadora, a fin de cumplir con las instancias previas a un posible juicio por la demanda que le iniciare la presidenta (mandato cumplido) Cristina Fernandez de Kirchner por haberle dicho puntualmente: “coimera”. A la salida de la reunión (fallida, ya que no estuvieron frente a frente y no se logró acuerdo alguno), un ofendidísimo Feinmann (y por lo que vi, muy felíz por la atención que recibe) hizo declaraciones en la puerta de las oficinas, donde cuestionó la denuncia, ya que negó haber dicho públicamente esa palabra.

Aquí está el video que lo desmiente:

 

En fin, el video no es de hace tanto tiempo. Queda demostrado que no sólo el periodista tiene patas cortas, sus mentiras también.-

Patty Mariño Issler