Compartir:

En la malograda visita del clan de la alegría a Mar del Plata, quedaron varias cosas claras. Una de ellas, es que no son bienvenidos. Pero lo que nadie menciona es que en el breve discurso, Vidal y Macri dejaron muy claro, que por mucho “couching”, directora de discurso y “focus groups” que los hacen repetir como patéticos loritos ciegos, consignas huecas que cada vez llegan a menos gente, hay un enemigo que es el peor de todos. Se llama “Inconsciente” y es el que desnuda sus miserias y mentiras a cada paso.