Compartir:

En otra patética puesta en escena pour la gallery el Presidente Argentino, vivió una de sus presentaciones públicas mas indecorosas que se hayan registrado desde que asumió la máxima investidura. Si bien nos tiene acostumbrados a “hablar sin decir nada” esta vez superó su promedio, ya que en el discurso conmemorativo del fallecimiento del Padre de la Patria, no tuvo la deferencia de pronunciar una sola vez el nombre del General Don José de San Martín y su conocido farfullar cuasi lisérgico navegó por temas tales, como el cepo cambiario, la quita de retenciones y un sinfín de desatinos que lo llevaron en una parte del discurso, a poner su patética gestión de gobierno en un pie de igualdad con la inconmensurable gesta de San Martín.

El evento desértico de adultos que pudieran incomodar su acting, con a presencia de un puñado de alumnos a los que se dirigió en repetidas veces durante el acto y con un escenario rodeado de un impresionante dispositivo militar y paramilitar, destinado a contener a un montón de gente que sin identificación política soltaron globos negros de los que pendían pequeñas pancartas con consignas tales como “PERSONA NO GRATA”