Compartir:

Una vez mas el Presidente Argentino hizo gala de su soberbia y ausencia de tacto en la Cumbre del G-20 en la que no conforme con pasar la gorra invitando a los países del mundo a invertir en la Argentina, sin tener en cuenta que esa Cumbre Política persigue una finalidad totalmente diferente y los disertantes exponen propuestas para encarar problemas globales como el narcotráfico o el terrorismo. Pero no conforme con eso, el espíritu de Macri salió a la luz en todo su esplendor cuando en medio de una entrevista radial dijo “Esperá que me saco una foto con unos chinitos”
Aclaramos a nuestros lectores que es absolutamete lícito sentir vergüenza ajena ante este acontecimiento, una vergüenza compartida por millones de Argentinos.