Compartir:

Ayer por todos los noticieros de canales amigos al gobierno anunciaban con bombos y platillos el “desprendimiento” de Aranguren de sus acciones en SHELL (llegué a ver en un zócalo de TN, bajo una imagen de Aranguren una leyenda que rezaba “ESTAMOS PARA DAR SIEMPRE EL EJEMPLO”… WHAAAAAAT????)

En fin, el ministro de energía dejará en manos del ministro de la producción, Francisco Cabrera, todas las decisiones administrativas que tengan que ver con la empresa SHELL, luego que la oficina anticorrupción regenteada por la ultramacrista Laurita Alonso luego de 9 arduos meses de análisis decidiera que era conveniente que así lo hiciere. Sin embargo, lo que no estaría quedando claro, es qué pasara con las ganancias que obtuvo con dichas acciones, ya que bajo su gestión y a las decisiones tomadas en la misma, sus ganancias se incrementaron en un 37% en Euros.

Esto en sí mismo constituye una clara violación a la Ley de Ética Pública y muy posiblemente en enriquecimiento ilícito. 

aranguren-y-cabrera