Compartir:

El abogado patrocinante de la madre del fallecido fiscal Alberto Nissman la señora Sara Garfunkel, planteó: “El suceso investigado constituye un delito de lesa humanidad, por ende imprescriptible”.

El reclamo fue planteado por la querella que encabeza la mujer, tras el pedido de nulidad formulado por la defensa de Diego Lagomarsino, el propietario del arma de la que salió disparada la bala que mató al fiscal.

“El suceso investigado constituye un delito de lesa humanidad, por ende imprescriptible, en cuanto se trata del homicidio agravado en un escenario de zona liberada perpetrado contra el fiscal general Natalio Alberto Nisman y consumado a raíz de su rol funcional como titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones del Atentado contra la AMIA”, planteó el abogado Pablo Lanusse, representante de Garfunkel.
Según el diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo

Por crimen contra la humanidad, o crimen de lesa humanidad, se entienden, a los efectos del Estatuto de la corte penal internacional aprobado en julio de 1998, diferentes tipos de actos inhumanos graves cuando reúnan dos requisitos: “la comisión como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, y con conocimiento de dicho ataque”.

El pedido apunta a la imprescriptibilidad de la investigación que hasta ayer se encontraba en el fuero de instrucción y la Corte Suprema resolvió ayer que pase al fuero federal.-

Patty Mariño Issler