Compartir:

El amor florece en nuestra política aún en estos tiempos de focus groups, marketing, retiros espirituales con gurús de la felicidad. Es un secreto a voces el romance entre la gobernadora Mariu Vidal y el intendente de La Plata, Julio Garro. Aunque “blanquear” la relación acarrearía un costo político y de imagen no deseado para la funcionaria., esto es lo que le dijeron desde el partido y ella acata las órdenes a rajatabla.

Pero no sólo una pareja pondría en peligro la “estrella” que envuelve la imagen de Vidal. Las esquirlas de la la investigación del robo en la casa del intendente platense podrían dañarla, lo que suma otro motivo para mantener el secreto, en estas últimas horas el delincuente acusado del robo al intendente declaró que la suma sustraída supera los 4.5 millones de dólares más 700 mil pesos, y esto amenaza convertirse en un nuevo escándalo en la esfera del PRO.

Se dice que la pareja se originó al poco tiempo de la ruptura de María Eugenia con su ex marido, el también intendente Tagliaferro. Duran Barba le había pedido que aguante la imagen de felíz familia bien avenida hasta ganar las elecciones, cosa que cumplió, y a los pocos días anunciaron la separación.

Este tema aún necesita confirmación oficial, pero rueda y muy fuerte en redes sociales.

Patty Mariño Issler