Compartir:

En la noche de anoche en el tradicional living de la blondísima Susana Gimenez se sentaba un levemente sedado Matías Alé, en una de sus primeras apariciones públicas en esta etapa de “curado” o “en vías de”. Prometía ser una más de las entrevistas simpáticas a las que nos tiene acostumbrados la diva, con algunos detallitos escabrosos para inflar el rating, bah, más de lo mismo.

Pero, a los pocos minutos de iniciada, las redes sociales empezaron a estallar con comentarios de repudio hacia algunos de los comentarios vertidos en la misma por la conductora, que directamente eran directamente homofóbicos y discriminatorios.

screenshot_102

screenshot_103

No es que ella haya cambiado, ni que esté peor. Siempre fue igual. Pasa que cada vez somos más los que nos damos cuenta.

Eso me hace felíz

Patty Mariño Issler