Compartir:

Falta poco para que inicie la estratégica Campaña Antártica de Verano 2016/2017 (CAV).  El gobierno Nacional en una muestra más de que siempre achica donde duele, no en alquilar flotas aéreas ni pagar sobrepoblación de funcionarios PRO con sueldos altísimos, anunció que invertirá 35 millones de pesos menos respecto al presupuesto del año pasado en comida para abastecer las 6 bases permanentes y las 7 bases de verano que el Estado nacional mantiene en el Continente Blanco.

Contextualicemos:  la moneda nacional se devaluó un 40% y casi se cuadriplicó el precio de los alimentos desde que Cambiemos asumió el gobierno en diciembre del año pasado. Además, desde el Ministerio de Defensa aseguraron que para este año la partida total para abastecer las bases antárticas argentinas será de 20 millones de dólares, 5 millones de dólares menos que los invertidos en la última CAV.

El Tratado Antartico vigente vence en el año 2041 y sólo una consistente presencia garantizará la permanencia y defensa de los recursos naturales para nuestro Estado.  La improvisación, o la falta de una política estratégica que continúe garantizando el mantenimiento de las bases argentinas en la Antártida con el fin de potenciar la soberanía nacional en esa destacada geografía, y el ajuste,  hacen peligrar el comienzo de la Campaña Antártica de Verano 2016/2017 para la cual, el ministro de Defensa Julio Martínez, confirmó que se recortará en total 5 millones de dólares, respecto al presupuesto con que contó el año pasado; 35 millones de pesos de los cuales, ya no se invertirán en comida para los 250 militares y científicos argentinos que pasan el año entero en las seis bases permanentes y los casi 150 más que revisten en las siete bases de verano.

A que no adivinan a qué atribuyen el ajuste? Siiii, acertaron!. A LA GESTIÓN ANTERIOR!!! A “inconsistencias en los gastos de alimentos de la gestión anterior”.

antartida

Realmente son datos inquietantes. Aparte de Malvinas, también vamos a perder la soberanía sobre la Antártida? Sólo pregunto.-

Patty Mariño Issler