Compartir:

Seguimos alertando sobre las repercusiones de la letra chica (o no tan chica) del presupuesto 2017 enviado esta semana por el gobierno de Macri al Congreso de la Nación. Ahora son los científicos quienes  pusieron el grito en el cielo por los recortes detectados en su área. Macri había prometido una inversión del 1,5 por ciento del PBI, sin embargo pasaría al 0,59 por ciento en 2017.

presupuesto-cientifico

En el mismo, queda en evidencia que se amplía enormemente lo utilizado para pagar deuda y al mismo tiempo se da un fuerte ajuste en subsidios y ciencia y tecnología, entre otras cosas.

Según denuncian  este Presupuesto asesta un duro golpe al corazón de la ciencia argentina, pone en riesgo los logros de la última década y atenta contra cualquier política de fomento del  desarrollo económico soberano.

screenshot_16

La reducción de un 13% afecta no solamente a los organismos que dependen directamente del Ministerio de Ciencia y Tecnología que encabeza Lino Barañao, sino también a todos los organismos descentralizados del sector.

Además existen otros organismo como el INTA en el que se reduce su presupuesto en un 25 por ciento, siendo una pieza clave en la búsqueda de soberanía en tecnologías. También se observa una significativa reducción de su participación el presupuesto 2017 en el caso de organismo como Citedef y Fabricaciones Militares y otras instituciones como el Instituto Nacional del Agua y la Comisión de Energía Atómica.

screenshot_17

Firman el comunicado:

Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Federico Robledo; Felix Requejo; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Aliaga; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Mirta Susana Iriondo; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli