Compartir:

Después de que se conociera el caso de dos chicos del colectivo La Garganta Poderosa quienes fueran detenidos y torturados por efectivos de la Prefectura, se conoció otro preocupante hecho de detención ilegal y torturas por parte de la policía, esta vez en la ciudad de Santa Fe.

Pese a que declamaron a los cuatro vientos que “venían a unir a los argentinos” y “generar diálogo”, se siguen conociendo gravísimos echos de violencia y vejaciones contra actores políticos.

La víctima en este caso fue Iván Franco, miembro de la conducción del Movimiento de Unidad Popular (MUP) de la Ciudad de Santa Fe y Presidente de la Cooperativa PUFI-Limitada.

El 25 de septiembre último, policías de la comisaría 14 de Santa Fe y del Comando Radioeléctrico irrumpieron sin mostrar orden de allanamiento en un domicilio de la localidad de Rincón y lo llevaron detenidos a la dependencia policial ubicada en el Club de Campo de UPCN. Lo mismo hicieron con Emiliano Mendoza, dueño de la casa.

 

Allí comenzaron los golpes, patadas, rodillazos, y gritos, muchos gritos. Amenazas. Muchas. De muerte. Asesinarlos. El joven Mendoza fue quien se llevó la peor parte, ya que lo desfiguraron e intentó quitarse la vida en la celda, debido a lo insoportable del dolor de las torturas que había recibido.

Mientras tanto, señalando a Mendoza, amenazaban a Franco, diciéndole que iba a quedar igual si no confesaba dónde tenían escondidas las armas, intentando incriminarlos en un delito del cual los dos jóvenes no tenían idea. Al declararse Franco militante político y de los derechos humanos, sólo logró enfurecerlos más y que digan que en la ciudad los que mandan son ellos.

Todo siguió igual hasta el cambio de guardia, y ante un nuevo intento de quitarse la vida de Mendoza, los jóvenes fueron llevados al médico policial y luego liberados tras ser nuevamente amenazados con la frase: “Cuando nos crucen en la calle agachen la cabeza porque los que mandamos somos nosotros”.

El lunes 26, antes de realizar la denuncia un patrullero siguió nuevamente a Iván Franco durante varias cuadras. Y el miércoles 28, tras realizar la denuncia correspondiente, nuevamente fue seguido por un patrullero”, detalla el texto difundido por la agrupación política a la que pertenece la víctima.

Por último, exigieron a las autoridades provinciales “la intervención de la Comisaría y del Comando, la inmediata detención de los efectivos involucrados y el esclarecimiento pleno de los hechos ocurridos entre el domingo 25 y el miércoles 28 en Santa Fe”.