Compartir:

Según denuncia de la diputada Victoria Montenegro en redes sociales, un hecho escalofriante y gravísimo sucedió estos últimos días. La policía de Macri y Bullrich detuvieron a un niño de 8 años y lo privaron de su libertad durante varias horas, antes de darle aviso a las autoridades que lo debían proteger.

El viernes pasado, un pequeño de 8 años fue detenido en un McDonald’s del barrio de Liniers por la Policía, trasladado en patrullero, luego requisado y registrado en el Centro de Admisión y Derivación de la Ciudad de Buenos Aires. Esto es, lo detuvieron, lo subieron a un auto policial, le tomaron las huellas digitales, y recién luego de varias horas dieron aviso a la Guardia de Abogados del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El juzgado que interviene en el caso es el Juzgado Nacional de Menores Nº 2 a cargo de Silvia Sassano.

Luego de todo ese calvario, los uniformados trasladaron al niño hasta su domicilio ubicado en el barrio Ejército de los Andes (conocido también como Fuerte Apache). La asistencia legal del “experimentado y peligroso” niño será asumida por el abogado Gustavo Gallo, defensor público que asiste a menores de 16 años a quienes se imputa la comisión de delitos y que depende de la Defensoría General de la Nación.

detuvieron-a-un-nino

La diputada reflexionó que “se ve que a este gobierno le importa más cuidar la seguridad de las multinacionales que a los pequeños que están comenzando a vivir en un país que ya no tiene como prioridad pensar y trabajar por su futuro. Indignante y doloroso es lo que nos toca vivir”.

Patty Mariño Issler