Compartir:

Ya no nos queda ninguna duda de que para nuestro presidente es mucho más importante parecer que ser. Ya hemos visto y comentado muchas de sus “mis en scene” (puesta en escena), la última y más obvia fue la del colectivo 520, donde simuló recorrer Pilar en un colectivo de línea junto a vecinos, hasta se preocupó que una sea mal teñida y que le faltara un diente. No olvidaron ningún detalle, salvo que no tuvieron en cuenta de que fue todo fotografiado y filmado.. Otra que me acuerdo fue la “emergencia” que lo obligó a pedir a una vecina el baño, vecina que estaba avisada 24 horas antes de que el presidente iba a tener una emergencia y lo esperó emperifollada y se acordó de poner desodorante de ambiente en el baño.

Bien, parece que este fin de semana se mandó otra de las suyas. Leímos en los medios de la alegría  “Mauricio Macri fue al festival de cumbia en Tecnópolis: bailó y cantó con Hernán Lombardi y la ´Tota´ Santillán”.

Pero no. Aparentemente, si fue a Tecnópolis. Sí bailó y se hizo selfies con los cumbieros. Pero HORAS ANTES de que llegue la negrada. NO asistió al festival. Llegó en helicóptero, bajó en Avenida Constituyentes, fue hacia el estacionamiento del fondo del predio y saludó y bailó con los artistas durante la prueba de sonido. Allí estuvo con el Ministro de Medios Públicos, Hernán Lombardi, pero en ningún momento se cruzó con el público que horas más tarde disfrutó del festival.

Pero esta vez se cuidaron un poco más de que no se note tanto.

Salieron durante el fin de semana varias fotos del momento, entre esas una del cantante de la banda cumbiera Mala Fama Hernan Coronel, entre Macri y Lombardi, lo cual causó sorpresa, ya que el artista participó activamente junto con un colectivo de artistas por la candidatura de Daniel Scioli.

Luego de eso, el cantante salió a despegarse, ya que tuvo muchísimas repercusiones, y lo hizo a través de una larga carta que escribió en la red social Facebook donde, entre otras cosas, dice que estar muy contento por estar en el predio de Villa Martelli, también tuvo la oportunidad de codearse con grandes de la música tropical y de poder charlar un poco con ellos, hasta, según sus palabras “se escuchó el ruido del helicóptero presidencial y todos se alborotaron para la foto” mientras que él se quedó en un costado sin darle mucha importancia. Hasta que Hernán “Máscara” Lombardi se le acercó y le comentó que le gustaba “mucho Mala Fama” y el titular del Sistema Federal de Medios del Estado convocó a Macri para sacarse una foto con el músico y líder de Mala Fama. Coronel, cuenta que por ser educado se sacó la foto “aunque estaba para preguntarle porque fue tan desconsiderado con la gente humilde y que le pasó en la cara “Whots” o hacerle un “japish”  y decirle ¿por qué mentís?” (algunas de sus frases más famosas).

Como vemos, estamos en manos del marketing y de communitys managers. Que Dios nos ayude.

Patty Mariño Issler