Compartir:

La situación de la Provincia de Corrientes se complica día a día, debido a la profunda crisis que atraviesa la provincia y que se ha visto muy agravada desde que asumió la presidencia el socio político del gobernador colombi, Mauricio Macri.
Lo que se inició como leves protestas de diferentes sectores de empleados estatales, se ha ido esparciendo como un reguero de pólvora a todos los sectores de la sociedad correntina.
Al mismo tiempo que se desarrollaban los acontecimientos relatados más abajo, en el centro de la ciudad, frente a la Casa de Gobierno, se estaba iniciando la llamada Plaza de la Dignidad, donde policías de toda la provincia acampan en reclamo de salarios dignos.

En la ciudad de Corrientes, capital de la provincia que lleva el mismo nombre, alrededor de las 10.30, se desató un momento tenso, cuando un grupo de personas, en su mayoría mujeres pertenecientes a la Federación de Organizaciones de Base, pretendió cortar el tránsito en el acceso al puente que une dicha localidad con la ciudad de Resistencia, capital de la provincia del Chaco, arteria sumamente importante porque forma parte de la ruta del Mercosur que une NEA, NOA y países limítrofes, como Paraguay y Brasil. A la orden del gobernador Ricardo Colombi de liberar el tránsito hubo gritos, forcejeos y empujones, y varias situaciones confusas pero los efectivos lograron liberar por el uso de la fuerza la circulación y los manifestantes se movieron al carril norte de la Av. 3 de Abril. Finalmente, hubo diez militantes detenidos, cuatro de los cuales son mujeres y varios heridos, se desconoce al momento la cantidad exacta.