Compartir:

Me río cuando hablan de la “grieta”. Agarrás los últimos 40 años de este país y tenés: López Rega, Isabel, la Triple A, el Rodrigazo. Después los milicos, con un plan económico impuesto por EEUU. Muertes, desapariciones, y el golpe de efecto de Malvinas. Después vino Alfonsín: hiperinflación con todos los grupos de mierda que le hacen el golpe económico, con el partido militar que todavía existía. Luego el menemismo: 10 años donde todos se callaron la boca y decían “miralo a este enano que se coge modelos de un metro noventa”. A la mierda la industria nacional. Se privatizó todo y todo anduvo mal. Los dos atentados. Río Tercero. Y tras todo eso, la Alianza, que termina con De la Rúa que se confunde el nombre de la mujer de Tinelli. 39 muertos. Cavallo, el corralito.

Y ahora resulta que el problema es el kirchnerismo. ¡Por qué no se van todos a la concha de su madre!

Y todos esos cachivaches de la oposición, empleados del poder fáctico, dicen que estamos en “la grieta”. Todo esto dicho por un gordo que en 2009 puteaba a Clarín y ahora labura para Clarín. Listo.

(en Los Inrockuptibles Revista de Noviembre)