Compartir:

Mañana se cumplen 9 meses de la recaptura de los hermanos Lanatta, cuyo periplo tuvo en vilo al país durante 13 días, en que se transmitían en cadena nacional, cual reality policial los pormenores de la investigación, recordarán que hasta la flamante (en ese entonces) ministra de seguridad Patricia Bullrich salió a los montes santafesinos disfrazada de Indiana Jones y armada con una linterna encendida a buscarlos (en plena siesta).

La captura finalmente se efectivizó gracias a la denuncia de un poblador llamado Martín Franco del pueblo de Cayastá ubicado a 90 kilómetros al Nordeste de la ciudad de Santa Fe.

Pues bien, el hombre aún hoy sigue esperando el pago de los $2.000.000 prometidos en concepto de recompensa que ofreció el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

“Nunca cobré nada. Es todo mentira. Gente del gobierno de la provincia de Buenos Aires confirmó la recompensa pero nadie se acercó a hablar conmigo”, se quejó Franco.

Se siente obviamente muy molesto, no solo porque no cumplieron con lo prometido, sino también porque hace meses dijeron que si se lo habían pagado.-

Patty Mariño Issler