Compartir:

El portal [Sin Censura] (La mosca en la sopa neoliberal) vio la luz allá por ese hoy tan lejano Diciembre de 2015 y surgió como una necesidad de ponernos en el frente de batalla, con lo que hubiera a mano. Solo una semana después del fin del mandato de Cristina Kirchner, sentíamos la opresión y con lo poco aprendido de la paciente docencia ejercida por 678 sentimos que había que bancar la parada y enfrentar el temporal a cualquier precio, porque “con viento a favor, cualquier idiota es buen marino” 

Y acá estamos, con un compromiso asumido ante los miles de lectores que a diario nos visitan e interactúan con nosotros. Quisiéramos haber estado ahí en el Hotel Bauen, para abrazarlos fuerte al “Barra”, a “La García”, a “Dante” “Nora” “Sandra” y en su nombre a todas y todos los que abrazaron esta noble causa de enfrentar al poder instalado desde la autoridad que brinda ese término caído en desgracia por estos dias, llamado [Honestidad Intelectual] Y nuestro agradecimiento compartimos cada una de sus palabras, cada coma, cada grito silencioso.

“Desde el 10 de diciembre 678 se convirtió en un límite.
Incluso medios que creemos que “juegan” para el campo Nacional y Popular, nos cerraron las puertas sumándose al necesario cerco mediático que necesita este modelo.
La voz que levanta 678 es una voz molesta, incómoda, acusadora del ajuste, testimonial del contexto, visibilizadora de los hilos corporativos y del poder mediático cómplice necesario.
Nuestra ausencia es presencia. Nuestra voz ya no es nuestra sino que flota en el voceo arrollador de un conteo numérico que tiene los tiempos del clamor popular.”

Daniel Arce