Compartir:

En la provincia de San Juan, el Ministerio de Minería financió una colección de libros infantiles que tienen como finalidad ser distribuidos en la Feria Provincial del Libro. Lo grave de esta colección es que la autora es Alejandra Araya, la pareja del titular de la Cámara Minera local, Jaime Bergé, y sin siquiera intentar alguna sutileza, trata de las bondades de la industria minera, con historias edulcoradas felices protagonizadas por montañas, piedras y gotas de agua.

“Mis entrañas están llenas de riqueza para que los hombres se beneficien conmigo. No hay nada que temer”, le dice una montaña a una piedra con miedo a ser triturada.

Entre los títulos están “Piedra y Montaña”, “La gota Carlota” y “La brujita Basurita”.

piedraymontana

Este material fue promocionado y distribuido en el marco de la Feria Provincial del Niño, en la “Carpa de la Montaña”, como parte de un proyecto provincial llamado “MineNiños”.

Se editaron en total unos 50 mil ejemplares, con cuentos que intentan crear una relación entre la minería y el progreso, en una provincia que se encuentra actualmente lidiando con la mina de Veladero y los derrames de agua contaminada con cianuro, que ya afectaron varios ríos y  especialmente a los habitantes del pueblo de Jáchal.

La pareja de la autora, Bergé, tuvo unas declaraciones muy polémicas en estos últimos tiempos, debido a su clara postura pro minería. Dijo que los glaciares “no representan tanta agua para generar tanto inconveniente” y, tras el derrame de solución cianurada el año pasado, afirmó: “Podés tomar medio vaso que no te va a hacer nada”.

Patty Mariño Issler