Compartir:

El gobierno de Macri envió un correo a todos intendentes con un insólito pedido.

Les pide que quiten toda la cartelería de la “administración anterior” a fin de poder reemplazarlas con una “nueva identidad de comunicación” de la actual administración amarilla de CAMBIEMOS.

La Secretaría de asuntos Municipales que depende del Ministerio del Interior de Rogelio Frigerio, en una clara jugada de cara a las elecciones legislativas de 2017, solicitó oficialmente a los jefes comunales que hagan un “relevamiento de la cantidad y ubicación de carteles publicitarios pertenecientes a la administración nacional anterior”.

De esta manera, Macri intentará borrar, al igual que Lombardi con el cambio de cualquier cosa que lleve el nombre Kirchner, todo rastro de obras que beneficiaron a millones de argentinos en el gobierno de Cristina Kirchner.
“Nos referimos específicamente a aquellos carteles que se encuentran en las entradas de los municipios o en las calles principales”, afirma el comunicado.

Sólo se salvarán de cartelitos amarillos “las obras de ejecución ya que la Secretaría de Obras Públicas de la Nación conjuntamente con las empresas asignadas están trabajando en ello”.

Patty Mariño Issler