Compartir:

Luego de la reunión con el Papa, Macri brindó una breve conferencia de prensa, donde los periodistas presentes le hicieron una serie de preguntas respecto de su reunión con el Sumo Pontífice. En un momento, uno de los periodistas, más exactamente el de Cadena 3 de la provincia de Córdoba le consulta respecto de la posición que iba a tomar frente a la amenaza de Gran Bretaña por el lanzamiento de misiles. El presidente desvía la mirada como buscando un salvavidas, sonrisa socarrona e intenta zafar primero diciendo que ese tema no estuvo en la agenda, y luego con un “chiste” poco entendible:

“lo que si estuvo en la agenda, que yo le pedí al Papa y el me dijo que no; que para Mario Pereyra ni purgatorio, nada, está condenado al infierno directamente, no lo salva nadie, ni el cura Brochero”.

Poniendo en boca del Papa una pavada sobre Mario Pereyra (quién es Mario Pereyra? te cuento, lo googleé, un periodista de la cadena) ¿?¿?¿?¿?¿?
Y después pateó la pelota para afuera,  “Si tienen alguna inquietud sobre el tema Malvinas, está la Canciller para cobrar cualquier consulta”.

Patético

Patty Mariño Issler