Compartir:

GUILFORD ARGENTINA se presenta en su portal como “una empresa que ha transitado con éxito en el desarrollo y la producción de tejidos con y sin LYCRA® desde el año 1957.

Este desarrollo a lo largo de los años nos ha permitido ser lideres en el mercado.

La empresa, con una dotación de 450 personas, ha integrado sus operaciones tradicionales de tejeduría, tintorería y estampería en las plantas ubicadas en COMODORO RIVADAVIA, MERCEDES y SAN LUIS.”

Esto ha cambiado desde el dia de ayer debido al cierre de su planta mas importante ubicada en Comodoro Rivadavia, dejando a 300 familias en la calle.

El cierre se produjo como resultado de la debacle desatada por la apertura indiscriminada de importaciones textiles, sumado al descalabro tarifario y el desplome del consumo interno, lo que configuró “una tormenta perfecta” para miles de empresas argentinas de las cuales 6.000 ya cerraron sus puertas y las restantes están bajando sus persianas a ritmo vertiginoso, a pesar de los esfuerzos denodados de Gobernadores que intentan mantener las fuentes de trabajo.

En muy pocos meses los argentinos nos deslizamos por el “Tunel oscuro” que tan gráficamente describió la hoy Procesada penalmente Vicepresidenta Gabriela Michetti, Lo que no pudieron conseguir los milicos, ni Me-em y ni siquiera De La Rua, fue posible en solo 10 meses de gestión del mejor equipo de los últimos 50 años, que no en vano recibió los elogios del FMI, llegando al paroxismo de galardonar al Ministro de Hacienda, alfonso Prat Gay por su impecable gestión. #MacriLoHizo

Dani Arce