Compartir:

A partir de la denuncia en redes sociales de un grupo de motoqueros, en la que mostraban un alambrado que impedía el paso a un sector de un río, con el agravante de que dicha usurpación estaba siendo ilegalmete protegida por efectivos de la Policía Provincial de Mendoza. Un interesante in crescendo se desató a partir de ese momento, lo que motivó una “Desmentida” del empresario usurpador a lo que siguió el video que mostramos en esta nota, que da por tierra la versión de Vila, a esto continuó una masiva movilización en contra del Okupa VIP, lo que finalmente derivó en el retiro de la demanda del marido de Pamela David y el Río San Isidro volvió a ser público (como siempre debió haber sido). Desde [Sin Censura] Felicitamos a todos y cada uno de los protagonistas que a fuerza de compromiso, consiguieron torcerle el brazo a quien en sus medios proclama defender la democracia, pero en la práctica defeca sobre La Sagrada Constitución Nacional.