Compartir:

Ante el rotundo fracaso del blanqueo,los medios oficialistas salen a hacer campaña. Hoy publican La Nación y Clarín sendas notas destacando las “nuevas medidas” tomadas por el gobierno para incentivar el blanqueo: ya no exigirán declaración impositiva e incluso están analizando unos mecanismos a fin de poder flexibilizar los plazos. Mientras venga, no importa si esa guita viene del lavado, del narcotráfico o de la trata. Lo que importa es que venga.

Cada vez más críticas y acusaciones cruzadas en cuanto a la responsabilidad del fracaso de la medida anunciada con bombos y platillos, los medios afines al gobierno se ven en figurillas para intentar reflotar el paupérrimo resultado del blanqueo. Con todos los beneficios todos a favor de los evasores,es evidente que ni eso es suficiente para levantar la confianza en el gobierno de Macri que en estos momentos está por el piso.

Este fracaso pone en evidencia al relato macrista que se llena hablando de la confianza en el país, es todo humo. Es obvio que los que evadieron prefieren seguir en la misma postura.-

Patty Mariño Issler