Compartir:

El gobierno de Macri, de cara a las elecciones de 2017 que se acercan a pasos agigantados,está por reactivar la obra pública que está prácticamente paralizada desde el año pasado, más exactamente desde el inicio de la gestión de Cambiemos.

En este marco, el ministro del interior Rogelio Frigerio presentó ayer un Plan Nacional Urbano y de Hábitat ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Hasta ahí venia linda la cosa. Pero, en plena presentación, se despacha una estigmatizante frase:

“Tenemos que asfaltar los barrios para que pueda entrar la policía”

En la misma presentación hizo hincapié en el desafío de integrar a la población en ciudades que tienen una gran mixtura social, y que todo el deterioro social,el narcotráfico y el aumento del crimen organizado viene… cha cha chaaaaaaaan POR LA PESADA HERENCIA!!!! cuando no. Por la desatención de la gestión anterior en los problemas del hábitat. No es de extrañarse que quieran asfaltar, no para que los chicos puedan llegar sin embarrarse las patas al colegio, para que en caso de ser necesario pueda ingresar una ambulancia, o simplemente para vivir dignamente. No señor, es sólo para que pueda entrar la policía.

Luego hizo de la palabra el titular del Plan Belgrano el tucumano José Cano, quien anunció que iba a convocar a los gobernadores del NOA y del NEA para informarles los avances del proyecto (que hasta donde sabemos es 0% hasta ahora, obviamente, lo van a largar con todo el año que viene bien cerquita de las elecciones) y no descartó ser candidato, si el presidente se lo solicita.-

Patty Mariño Issler