Compartir:

A pocas horas de conocerse el resultado de la reunión CGT, Gobierno y Empresarios, para decidir sobre el futuro económico de los laburantes que, curiosamente, no estaban invitados a la mesa (y no me digan que estaban los popes de la CGT, porque ellos sólo velan por sus propios intereses), en la cual se mandaron el negocio del siglo: cambiaron reapertura de paritarias por un bono (no obligatorio) de $2.000.

El Estado ya anunció que NO PAGARÁ EL BONO. Empresarios tampoco. ¿Porqué? Porque no es obligatorio. Obvio.

Varias provincias ya anunciaron que no están en condiciones de abonar ningún plus, tal es el caso de Santa Fe, Mendoza y Buenos Aires, como ejemplo.

Los que ya adelantaron que NO pagarán son: la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y la de la Mediana Empresa (CAME). Esta última emitió un comunicado, en el cual dice:

bono-de-fin-de-ano

En conclusión, Gobierno, CGT y empresarios pactaron otorgar un bono base de$2.000 para empleados del sector privado, que no será obligatorio pero cumple la importantísima función de frenar el paro general.-

Patty Mariño Issler