Compartir:

“Lo que le pegaron, Mauricio!” Diría la jubilada imaginaria del presidente. Pero esta vez la revolcada fue real, palpable y concreta, por parte de la Diputada Nacional por la Provincia del Chaco, Sandra Mendoza, quien ante la conocida violencia verbal del Diputado Negri, se le planta de manos con una “Moción de Privilegio” y ya que estaba en el tema, le pinta la cara con la brocha gorda a todo ese rejunte oficialista llamado #Cambiemos.