Compartir:

En esta oportunidad no emitiremos juicio alguno respecto de Victoria Vanucci, ni de sus detractores o defensores, si es que los hubiera. Por ese motivo decidimos editar unas imágenes que están superpuestas sobre su discurso, el cual no fue alterado en una sola coma. Saquen ustedes sus conclusiones.