Compartir:

El ministro de trabajo Jorge Triaca se mostró satisfecho por los resultados de la negociación con la CGT. Dijo que fueron “muy comprensivos”. con la situación del sector privado y que aceptaron que el bono se abone “en dos o tres cuotas”. Pero eso si, advirtieron que de no haber bono, va a haber problema.

Estatales en la lona: Triaca insistió en que el pago del plus para estatales provinciales y municipales “va a depender de las posibilidades de cada jurisdicción”, en tanto el abono a los nacionales “lo está analizando el Ministerio de Modernización”.

Sin ponerse colorado, el ministro destacó “el esfuerzo fiscal significativo” que realiza el gobierno para dar la limosna de $1.000 a beneficiarios de la AUH y jubilados que cobran la mínima, que deberán afrontar las fiestas con esa paupérrima suma, pero que, segun el funcionario, va a ser una ayuda muy valorada.

“Creemos que el bono termina de resolver el problema de las diferencias de la compensación del poder adquisitivo de 2016 y arrancamos el 2017 mirando la inflación de 2017 y no mirando el arrastre”, algo que muchos sospechan es una estrategia para negociar las próximas paritarias a la baja.

Y mientras tanto, el sector privado insiste en afirmar que le va a ser imposible abonar a los empleados el bono sin ayuda del estado.-

Patty Mariño Issler