Compartir:

El diario Clarin publicó que en los primeros días de diciembre, Macri presentará en sociedad en un acto en la ciudad de Rosario una agrupación juvenil de Cambiemos. En un desesperado intento por imitar a La Cámpora (a quienes tienen miedo, no entienden su fervor, su amor, su entrega, su constancia, y todo eso GRATIS? no les cabe).

Se llamará la Juventud Nacional de Cambiemos, y se verán cara a cara con Macri por primera vez en Rosario, donde espera juntar a 9.000 voluntarios (nunca militantes, esa palabra nunca).

Los designados para llevar adelante la tarea fueron Marquitos Peña y Rogelio Frigerio. Todo esto en medio del despelote entre UCR y PRO. Además, el jueves se consumará la Mesa Nacional de Cambiemos, con representantes del PRO, la UCR, la Coalición Cívica, Fe y el Partido Demócrata Progresista. Y con esa dinámica se creará la Mesa de la Juventud de Cambiemos.

Marquitos dijo que Argentina es un país joven, con una dirigencia muy vieja, y pidió más timbreos y evitar los errores de La Cámpora.

Pero, los jóvenes no parecen querer hacer nada gratis. Piden puestos en el estado. Dicen que la Casa Rosada tiene en su cabeza gente del PRO, pero el resto son todos radicales. Esta nueva agrupación viene a minar el poder de La Generación, que tiene su reducto principal en el Ministerio de Modernización, ese agujero negro que nadie sabe muy bien qué hace, para qué se creó, cuanta gente tiene ni cuáles son sus alcances.

La Generación está señalada por haber copado el Ministerio de Modernización y pagarles a sus militantes sueldos de hasta 80 mil pesos.