Compartir:

El Ministro de Comunicaciones, (ese que robó a la comuna correntina 60.000.000 de dólares Oscar Aguad cuando fue interventor de la misma, causa por la que nunca pudo ser condenado gracias a sus fueros y a ayuda de amigos influyentes), anunció que está trabajando en una Nueva Ley de Medios, y que estará lista para ser presentada al Congreso Nacional en el 2017. Con este anuncio, lanzó algunas polémicas declaraciones, por ejemplo: “Los medios tienen que vivir por si mismos, de la publicidad que venden”.

Entrevistado por un medio radial, declaró  “Está planeado que en enero del 2018 se aplique la convergencia, que se levanten las barreras para la libre competencia. La ley de medios nuestra no va a ser para ningún medio en particular como la anterior, va a auspiciar por la libertad de expresión con las menores restricciones posibles”.

En otras palabras está condenando a muerte a los medios más chicos, a los que les es imposible competir con los monstruos mediáticos como el grupo Clarin, o el recientemente llegado al país Ted Turner.

Según él “La mejor Ley de Medios es la que no existe, y esa es la idea. La guerra con los medios se terminó, la paz está sellada”. 

Cuestionó duramente a los medios alternativos (estos son las producciones locales, provinciales, radios comuntarias, canales regionales, etc.) y consideró que hasta ahora vivían del estado, cosa que se terminó. Siguen gobernando para los que más tienen. Qué duda cabe?

Patty Mariño Issler