Compartir:

“Soy concejal de Avellaneda, ¡traeme a un juez para sacarme de acá!”. Así “chapeaba” en la Daniel Lewicki, concejal PRO del distrito de Avellaneda y Delegado Regional del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, al ser detenido en la vía pública por personal policial por manejar en un evidente estado de ebriedad. El funcionario de CAMBIEMOS armó un verdadero escándalo en la calle que rápidamente se viralizó en las redes sociales. “¡Milico hijo de mil puta!”, grita a viva voz Lewicki. “¡Me están maltratando!, denunciaba, mientras los agentes intentaban hacerlo descender del vehículo. “Tomatelas, boludo, ¿sabés la trompada que te voy a dar?”, amenaza a uno de los efectivos.