Compartir:

El gobierno de María Eugenia Vidal terminó echando al funcionario que protagonizó el último semana un escandaloso episodio en el cual fue detenido por conducir en un evidente estado de ebriedad, e insultaba a los efectivos policiales.

Era Concejal por Cambiemos del Distrito de Avellaneda y además se desempeñaba como Delegado del Ministerio de Trabajo en la Zona Sur. “¡Milico hijo de mil puta!”, insulta el concejal de Cambiemos. “¡Me están maltratando!”, denuncia a los gritos, mientras los policías  intentaban hacerlo descender del vehículo. “Tomátelas, boludo, ¿sabés la trompada que te voy a dar?”, amenaza a uno de los efectivos.

Desde su bloque todavía no se expidieron. Dijeron que deberá ser el concejal quien deberá brindar explicaciones. Lewicki, también es  secretario gremial y de interior del sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas. En un principio militaba en el Frente Renovador, pero el año pasado, unos meses antes de las elecciones decidió pasarse a las huestes del macrismo, para quienes es tanto o más importante parecer que ser.-

Patty Mariño Issler