Compartir:

Nik, el dibujante estrella del grupo Carín, acusado de plagiar chistes famosos sin ningún tipo de pudor, fue de invitado ayer a la tarde a un programa de la TV pública, donde se tuvo que bancar un gaste terrible por parte de los integrantes del staff. No se si es que no se dio por aludido, o no supo cómo reaccionar.