Compartir:

Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy “ninguneó” a las Naciones Unidas y afirmó que Milagro Sala seguirá presa. A pesar de la exigencia de la Onu, Morales se mantiene incólume ante la detención arbitraria de la tupaquera y restándole importancia al comunicado declaró que “sólo se trata de una opinión de un grupo de trabajo que luego reporta a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU”. También los trató de mentirosos y de opiniones livianas. Lo peor de todo es que Milagro Sala nunca enfrentó un juicio por todos estos supuestos ilícitos, lo que muestra otra vez la arbitrariedad de su detención. Con todo el cinismo a cuestas, Morales sostuvo que “en Jujuy se respeta y se cumple la Constitución Nacional y las leyes. Está garantizado el sistema de derecho”.