Compartir:

Debido al fuerte repudio que se originó en la opinión pública y a la ola de críticas generada en la población en general, legisladores de la oposición y hasta el mismo presidente Mauricio Macri, quien pidió a los legisladores “no pasarse de largo” con el aumento, que en un principio se había establecido en un 47%,. Por todo esto, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se vio obligado a “retroceder” y el aumento será “sólo” de un 31%, aumento que por ley se ajusta con las paritarias de los trabajadores del Poder Legislativo.

El anuncio se realizó en medio del debate por el presupuesto 2017. La marcha atrás se dio al suspender aumentos en el ítem gastos de representación. También, el diputado anunció que hoy por la tarde se reunirá con los jefes de las distintas bancadas de los bloques legislativos a fin de consensuar un nuevo esquema de actualización de costos. En otras palabras, vemos como la dibujamos.

Hasta ahora, este freno alcanza solo a la Cámara de Diputados, pero se espera que Gabriela Michetti replique la medida en la de Senadores.

Patty Mariño Issler