Compartir:

Mauricio Macri negó haber cometido un delito con las sociedades off shore denunciadas en los Panama Papers. Se justificó diciendo que solamente era empleado de las empresas de su padre, a pesar de todo esto, sigue siendo investigado por la justicia.

También dijo que todo ese tema pertenece al ámbito privado. Los hechos en cuestión datan de los años en que todavía era empresario, no estaba metido en la política. A pesar de ello, está imputado por no haber declarado sociedades offshore y lavar dinero con una de ellas.

Puntuamente investigan el lavado de 9.3 millones de dolares, la causa está a cargo del juez Sebastian Casanello y el fiscal Federico Delgado. La operación financiera fue realizada en la empresa bahameña Fleg Trading Limitada y no fue declarada ni ante el fisco ni ante la oficina anticorrupción que regentea Laurita Alonso.

La demanda judicial fue iniciada por el diputado del Frente para la Victoria Darío Martínez, con múltiples ampliaciones y documentación conseguida por el querellante.