Compartir:

Mientras que en nuestro país sigue avanzando la suma de voluntades para la implementación del voto electrónico para las próximas elecciones nacionales, en el país del norte quedó más que evidente la vulnerabilidad del sistema.

Se recibieron miles denuncias por el mal funcionamiento de los equipos electrónicos, tanto computadoras como scanners, y en más de una ocasión debieron descartar la tecnología y emitir los sufragios en papel.

Desde muy temprano arrancaron las denuncias, ya a las 7.45 funcionarios de las Oficinas del Condado de Washington alertaron por problemas técnicos informáticos en todo el estado por la manera en que fueron programadas las tarjetas de memoria. Lo grave es que el error no pudo ser detectado hasta después de que se abrieron las urnas.

En otro de los estados, el de Utah, se obligó a los ciudadanos a volver a recurrir al voto en papel, a la “antigüita”, puesto que los equipos no funcionaron directamente, Y en el estado de Tennesse los votantes debieron hacer cola por varias horas hasta que se pudo reestablecer el sistema. (Te suenta: “no hay sistema, vuelva más tarde?).

En Louisiana, Georgia, Nueva York y Philadelphia fue patético el funcionamiento de los scanners, por lo que los sufragantes debieron esperar largas horas fuera de los lugares habilitados para votar.

Y mientras tanto, en nuestro país, se está considerando seriamente implementar el mismo sistema.

En fin.