Compartir:

Federico Pinedo, el senador PRO, presidente provisional del Senado y ex presidente cautelar de la República Argentina se quejó en una entrevista radial: “Gano $83.000, y con la inflación que hay no me alcanza”. Me encantaría sentarlo frente a una mamá que es tan bastardeada porque cobra una Asignación Universal por hijo, que la acusan de “tener un hijo para no trabajar” y debe vivir ella y su hijo con todo lo que ello implica, vivienda, servicios, alimentación, educación, salud, etc., etc., con $1100 por mes, y señor Senador, para esta señora la inflación es la misma. Este hombre se quejó de que el aumento en realidad es poco, ya que el impuesto a las ganancias se lleva casi todo, y también calificó de absurdo que un secretario del Estado y los Directores del Senado ganen más que un Senador. Dejó claro que no le preocupa cuanto gana un jubilado, sino lo poco que cobran los altos funcionarios del gobierno.