Compartir:

Según publica el portal dinamita24 Cristina Fernandez de Kircher presentó una denuncia ante la Justicia Penal de la Capital Federal, por amenazas anónimas recibidas en el departamento que utiliza como morada durante sus estadías en Buenos Aires, ubicado en el Barrio de Recoleta.

La información puntualiza que la denuncia quedó radicada ante a Jueza de Instrucción Karina Zucconi, quien delegó con premura la investigación al Fiscal Marcelo Roma.

La causa tramita como “autor desconocido” y está dando sus primeros pasos de la investigación, revelaron las fuentes.

La denuncia fue presentada la semana pasada y apunta a una serie de notas manuscritas, papeles, intimidaciones verbales y anotaciones de contenido hostil que aparecieron en el inmueble que ocupa la ex presidenta cuando está en Buenos Aires.

La causa no tiene detenidos y está radicada en la fiscalía de instrucción número tres, actualmente vacante y subrogada por el fiscal Roma.

Este dato que debería ser tapa y noticia excluyente por la gravedad institucional que conlleva, es prolija y asquerosamente ocultada por el monopolio comunicacional, cuyo brazo político está encaramado por estos días al Sillón de Rivadavia y no vacila en utilizar cualquier medio o estrategia para hacer desaparecer del mapa a los legítimos representantes de la sociedad trabajadora.