Compartir:

Todos miran al país del norte y se horrorizan por el anuncio del hoy presidente Donald Trump de construir un muro en la frontera con Mexico. Lo que nadie muestra y nadie te dice es que en nuestro país también Macri está construyendo un muro, o para no faltar a la verdad, será más bien un alto alambrado entre las ciudades fronterizas de La Quiaca, del lado argentino, y Villazón, al costado boliviano.

Se constató que se dio inicio por orden del Ejecutivo Nacional a la construcción de un vallado de más de 10.000 metros , la extensión abarca desde las vías del desaparecido ferrocarril Belgrano, hasta avenida Bolívar en la ciudad fronteriza.

Este “muro” que se está construyendo, tiene por objetivo encauzar el paso de una ciudad a la otra, desalentar el paso por lugares no habilitados y según gendarmería brindar mayor seguridad. Pero para algunos, que no son pocos, representa un enorme retroceso en la cooperación que se venía dando entre ambos países, ya que consideran que este tipo de acciones no hacen otra cosa que proliferar imaginarios de secesión y xenofobia.

Patty Mariño Issler