Compartir:

En el almuerzo tradicional de doña Mirtha Legrand, donde entre otros estuvo invitado Dady Brieva, Kirchnerista confeso de la primera hora, la diva una vez mas, nuevamente otra vez de vuelta, intentó acorralar al comediante con “la corrupción K” a lo que el respondió con una de sus consabidas comparaciones, esta vez con la guerra de Medio Oriente. Pero la frutilla de la torta la puso “La Chipi” cuando se paró de manos y trajo a la mesa la función de la Justicia, con lo que a “la señora” no le quedó mas remedio que tragar saliva, limpiarse los mocos y cerrar el tema con un tajante “desde luego”